Portada » Peggy Sue’s – Personal Burger by Miss Cheese

Peggy Sue’s – Personal Burger by Miss Cheese

Viernes noche. Pasas el día en el centro comercial, vas al cine, y al salir notas ese vacío en tu interior que te obliga a guiarte más por tu olfato que por lo que realmente estás viendo. Así fue como acabe esa noche de invierno sentada en uno de los sofás del Peggy Sue’s de Marineda City.

La verdad que nos caracterizamos por ser un poco golosos, así que nada más sentarnos ya estábamos pidiendo una jarra de Pink Lemonade, que aunque sea una bebida que no te saca la sed en absoluto, es algo que tienes que probar al menos una vez. Eso si, no es apto para diabéticos.

Pink Lemonade
Pink Lemonade

No tardamos mucho en ponernos al lío con la carta. No es demasiado extensa, pero está repletita de ese tipo de «americanadas» que hacen empieces a segregar saliva sin control.  Nachos, patatas con bacon, tacos, sandwiches… y  tachán! el alimento americano por excelencia, las burgers.

No se complican demasiado. En la carta puedes ver una lista de ingredientes con la que te puedes confeccionar tu propia hamburguesa. Como dicen en sus cartas «sabes muy bien lo que quieres y no tenemos que decirte como combinar tu hamburguesa». Pues vamos allá… Elegimos pan, elegimos tipo de carne e ingredientes. ¿El resultado? La Personal Burger by Miss Cheese.

 

Personal Burger by Miss Cheese

Si somos sinceros, no podemos decir que la Personal Burger by Miss Cheese sea una hamburguesa propiamente dicha. Según la RAE una hamburguesa es una «tortita de carne picada», y en este caso nos decantamos por la opción de pollo empanado, que no es más (ni menos) que un filetazo de pollo rebozado.

La siguiente decisión a tomar es bastante complicada, el pan. ¿Bollito normal o a la cerveza Guinness?. Tengo que confesar que yo misma tenía mis dudas. Un pan con base de cerveza no parece ser lo más atractivo, sobretodo si pensamos en el color y cuerpo que caracteriza a la cerveza Guinness, pero como el mundo no está hecho por los cobardes pues me tiré a la piscina. Pan tostado a la cerveza Guinnes y que sea lo que tenga que ser.

Ahora lo sencillo, por lo menos en mi caso, elegir 4 ingrediente entre toppings y salsas para aderezar nuestro pollo. Bacon;eso no se negocia, lechuga, huevo frito; imprescindible también, y salsa de miel y mostaza; una de mis favoritas.

La comida no tarda mucho, aunque el local esté a rebosar son bastante ágiles, pero si te aburres puedes matar el tiempo cambiando la música ambiente del establecimiento. Si, las maquinas de música que están en la pared funcionan.

En Peggy Sue’s la salsa se sirve a parte. En mi opinion esta decision está genial, como te sirven una cantidad bastante generosa puedes dosificarla como mejor te parezca, incluso te sobra para mojar tus patatas.

Primer mordisco, subidón de sabor. El pollo está perfectamente frito, crujiente, pero jugoso a la vez. El bacon y la salsa le dan muchisimo sabor al bocado lo que hace que cada mordisco sea uno de esos en los que se te llena la boca y acabes por terminarte tu hamburguesa en un pis pás. El pan le da un toque amargo, muy interesante sin llegar a ser molesto. La verdad ha sido una buena elección.

Las patatas están incluídas, pero para mi gusto son el punto más flaco del plato. Con aspecto de ser congeladas no sabría decir cual es su origen realmente. Lo que si podría decir este están como rellenas de aire y algo blandengues.

Personal Burger by Miss Cheese
Personal Burger by Miss Cheese

 

  • El Pan: La decisión fue difícil, pero acertada. El pan es blanco, con un toque amargo a causa de la cerveza guinness. Sin duda es uno de los puntos distintivos de estas burgers.
  • La Carne: Es pollo, sin más. Se sirve como debe de ser, bien cocinado y conservando sus jugos.
  • Condimentos: Dentro de la lista de ingrediente a incluir en nuestra Personal burger encontramos varias salsas, pero aún así en la mesa podemos encontrar botes de ketchup y mostaza para aderezar aun más si cabe nuestra creación.
  • Relación calidad-precio: Estamos hablando de un precio cerrado que incluye: Pan + carne + 4 toppings por 6,95€. En nuestro caso el precio se elevó hasta 7,95€ pues el huevo se considera ingrediente especial. Son casi 8€ por una hamburguesa bastante completa con patatas lo que se ajusta bastante bien al mercado. En este aspecto consideramos que la relación calidad precio es bastante acertada.
  • Puntuación: No es una hamburguesa gourmet. No vas a encontrar salsas espectaculares, ni cebollas caramelizadas, tomates confitados y demás. Pero sirven lo que prometen, de la forma en que lo prometen. Es importante tener en cuenta donde estás comiendo a la hora de puntuar un plato. Es por ello que, teniendo en cuenta que la comida estaba buena, y que el precio no se puede considerar elevado, voy a puntuar mi Personal Burger con un 7.

Peggy Sue’s es un establecimiento que siempre es una buena opción para disfrutar de una buena Burger Experience, tienes cientos de combinaciones y si te quedas con hambre siempre puedes atacar a alguno de sus postres que también son espectaculares. Como ya hemos dicho, somos muy golosos. Nosotros no nos resistimos.

Postre Peggy Sue's
Postre Peggy Sue’s

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *